Actualizaciones
Cronología de Naipes. Correcciones y mejoras en la guía y la cosita que hace ruído. (?) Inviten usuarios~
Últimos temas
» Sin City -un foro de rol yaoi-
Vie Jul 15, 2011 12:24 am por Invitado

» Sakurai Pet Shop
Jue Jun 16, 2011 6:54 am por Invitado

» PsychoLine (Togainu no chi rpg)
Jue Mayo 12, 2011 4:32 am por Invitado

» Hetamafia, foro de rol.
Dom Mayo 08, 2011 4:27 am por Invitado

» Foro Yaoi.
Miér Mayo 04, 2011 2:18 pm por Invitado

» ~Second Chance To Live~
Sáb Abr 16, 2011 2:18 am por Invitado

» Dream Cash[Rol Yaoi/Yuri/Hentai]
Dom Mar 20, 2011 2:52 pm por Invitado

» Relaciones de Kohoko
Jue Mar 17, 2011 4:24 am por Kohoko Spiro

» Registro de Estudios u Oficio.
Jue Mar 17, 2011 4:20 am por Kohoko Spiro


Dino Cavallone [Participante del Igra]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dino Cavallone [Participante del Igra]

Mensaje por Dino Cavallone el Mar Feb 08, 2011 3:22 am

Aquel lugar era una habitación pequeña, pero bien iluminada por dos lámparas. Te había costado llegar a ella, y mediante rumores lograste encontrar el sitio, el cual era el lugar para inscribirse al Igra. Al entrar, un extraño te invitó a tomar asiento frente a una humilde mesa de madera mientras él traía un par de papeles y un bolígrafo de otra habitación. El hombre vestía una gabardina negra y un par de gafas rectangulares, y a pesar de que nunca lo habías visto, te sentías tranquilo ante su sonrisa de ojos cerrados. Cuando él tomó asiento frente a la mesa, te dirigió una mirada y amplificó su sonrisa.

- Así que has decidido entrar a Igra. Debo advertirte que no hay vuelta atrás, y que segúramente ya has comprendido perfectamente las reglas, ¿Cierto?
Sonrió ligeramente al escuchar aquél interrogante. Todo aquél que llegaba hasta ese punto conocía las reglas del "juego" en el que pronto se vería involucrado y tras cruzar este punto no había vuelta atrás, entonces ¿Por qué la pregunta? ¿No debería tener ya una respuesta obvia? ¿Sería acaso la última advertencia que les concedían a los que aún no se encontraban preparados?. Afortunadamente o desafortunadamente, él no entraba en dicha categoría. Pese a lo que otros pudieran llegar a pensar, no era suicida, simplemente él no veía la diferencia entre esto y su vida normal. Sólo tenía que agregar un par de nombres a su larga lista de enemigos y listo. Así de sencillo resultaba para alguien que se movía normalmente en el bajo mundo. Además cualquiera que decidiera introducirse al Igra, buscaba ganar y la derrota o muerte, no estaba aún en el pensamiento de estos más que como una posibilidad lejana.

-Por supuesto. No estaría aquí si no fuera de otra forma ¿No es así?-respondió de forma apacible aún manteniendo aquella pequeña sonrisa en su rostro.


- Hm, muy bien. - El hombre sacó la punta del bolígrafo al presionar un extremo y lo acercó al formulario.- Voy a hacerte algunas preguntas, y necesito que las respondas con sinceridad. No te esfuerces en mentir, que nos daremos cuenta de ello y recibirás un gran castigo. Debo asegurarte que ante todo, la información que nos brindes es totalmente confidencial... ¿Cuál es tu nombre completo?
Parpadeó ligeramente al escuchar que tan estrictos eran con la veracidad de los datos que aportaba. Se preguntó como sabrían realmente si mentía o no, analizando, entonces, cuanto poder podían llegar a tener aquellos que habían organizado todo esto. Eso podría llegar a ser un problema para él ya que su oficio no era precisamente el más honrado. Tampoco podía arriesgarse a mentir. No tenía intenciones de ir hasta allí sólo para recibir un gran castigo, especialmente porque sus subordinados no estaban cerca para ayudarlo. Lo tenían contra la espada y la pared y lo único que podía hacer era confiar en las palabras del entrevistador respecto a la confidencialidad de todo lo que él le diga.

-Dino Cavallone. Aunque algunos me llaman Bronco Dino o Bucking-Horse Dino- se presentó aún manteniendo su semblante apacible pese a todo lo que había pensado segundos atrás.


- El hombre sonrió al escucharlo, anotó y continuó.- ¿Edad?
Ahí estaba la pregunta tabú para su autoestima. No le gustaba recordar su edad ya que lo hacía sentir bastante viejo. Ya había cambiado tres veces de década y eso era algo que lo deprimia. No quería envejecer ¿Eran tan difícil para Dios hacer que el reloj de arena que continuaba avanzando a cada minuto que pasaba se detuviese?

-32 años-contestó de forma más seca.


- ¿Eres residente o extranjero? Si eres de otro lugar ¿De dónde?
-Supongo que te darás cuenta que soy un extranjero por mi acento. Vengo de Sicilia, Italia. Llegué a Estados Unidos hace no más de una semana-comentó. Tenía conocimiento de varios idiomas ya que su trabajo lo requería y el inglés era uno de los primeros que había tenido que aprender. Sin embargo, aquello no le quitaba el acento de extranjero que tenía. Después de todo, su idioma natal seguía siendo el italiano.

- Bien, bien .. -El hombre tomó una pequeña aguja y con esta pinchó uno de tus dedos. Sangre de color Rojo comenzó a salir.- Oh, ahora sí que nos pondremos más sinceros ahora ..

El hombre contempló aquella sangre algo decepcionado, pero luego sonrió a lado y continuó escribiendo.- Muy bien, ahora necesito que me digas una pregunta más. ¿A qué te dedicas?
Entrecerró la mirada al ver como el hombre lo había pinchado hasta sacar un poco de sangre y continuó hablando como si nada hubiese ocurrido ¿Qué había sido eso?. Sabía que los del Igra podrían ser algo excéntricos, pero no veía la finalidad de aquello más que comenzar a alertar sus sentidos. Se sorprendió un poco cuando notó una ligera descepción en el hombre, como si estuviera esperando algo diferente. Decidió pasar, momentáneamente, por alto aquello más cuando la pregunta que siguió era una de las que más quería evitar. Tardó en responder, más de lo que cualquier otra persona lo hubiera hecho.

-Líder de la mafia Siciliana.- afirmó, esta vez, con seriedad en sus palabras. Esperó alguna reacción por parte del otro, pero todo siguió su normal curso, como si aquello fuese un oficio normal.


-De acuerdo, ahora necesito que llenes esto para mí. - El hombre te pasó una hoja, con los siguientes datos: -


  • Estatura y peso: 1,83 cm y 72 kg
  • Enfermedades o discapacidades: ¿La torpeza innata? No sé si eso sea una enfermedad, pero siempre termino lastimándome.
  • Color de Ojos. Castaños hasta donde recuerdo
  • Color de Cabello. Definitivamente rubio
  • Tatuajes, piercings u alguna otra cualidad extra: Si, varios tatuajes en la parte izquierda de mi cuerpo. Normalmente se ven los que se encuentran en mi brazo cuando tengo una camisa de manga corta o sin mangas. Los que más suelen estar a la vista son un caballo en llamas; una calavera en llamas y un sol en cuyo centro hay escrito una "C", que representa a la familia Cavallone
  • Actitud Mental: Paciente y amigable (de hecho tengo varios amigos aunque dicen que aquello es una cualidad de los acuarianos). Alegre la mayoría del tiempo y muy carismático (eso creo). Pese a mi trabajo, me gusta ayudar a los demás (siempre y cuando estos lo merezcan, claro está. Suelo darme cuenta rápidamente como es una persona en realidad, supongo que debo agregar intuitivo a la lista). Tiendo a evitar alardear de mis logros ya que eso atrae a muchos enemigos, aunque no puedo decir que soy humilde completamente. Suelo proteger a mis amigos, quizás más de la cuenta. La gente que me conoce dice que mi mayor debilidad es preocuparme más por los demás que por mí mismo. Siempre A veces soy muyalgo torpe, especialmente cuando mis subordinados no están cerca. Suelo tropezarme o enredarme con mi propia arma.

    Pese a ello, como líder de la mafia puedo ser alguien serio e incluso temible si me lo propongo. No me gusta demasiado tener que mostrar esa faceta, pero, quien lo merezca, conocerá lo terrible que puede ser la mafia italiana.

  • Cualidades: La cocina no es mi fuerte, pero puedo cocinar algo decente siempre y cuando sea comida italiana. Supongo que las habilidades deportivas no cuentan ya que cualquiera que se inscriba a aquí debe tenerlas, me imagino. Algunos creen que no canto mal, pero no puedo decir que tengo una voz magnífica.También soy políglota ya que sé Italiano, inglés y japonés (aunque este último idioma aún no lo manejo perfectamente. Suelo trastabillar algunas palabras). Soy bueno montando a caballo (cuando no tropiezo y caigo de él...) aunque dudo que esta habilidad pueda servirme aquí. También sé manejar, quizás eso sí pueda servirme. Supongo que mi mejor cualidad, es el buen manejo del negocio familiar.


Terminada la hoja, el hombre la tomó y la
anexó con la otra. El individuo entreenlazó los dedos y te miró durante
largos instantes con cierta curiosidad. Sonrio con gentileza y habló.-
Ahora necesito que me digas un resumen de tu vida, quizás algo sobre tu familia, historial criminal ... Esos detalles.

¿Un resumen de su vida? ¿Por qué le pedían tantos datos para ingresar a una competencia en la que podría morir pronto? ¿Realmente importaba lo que había hecho a lo largo de sus treinta y dos años de vida? Al parecer si. De todas formas, aquél hombre ya sabía de su oficio, así que realmente no tenía nada que perder al contarle su historia.

- Hablar de mi historial criminal podría llevarme unas cuantas horas, pero supongo que no es necesario que entre en tantos detalles.- contestó con una sonrisa en sus labios y, entonces, prosiguió a contarle su vida a un perfecto extraño-Nací en Sicilia, en el seno de la familia Cavallone. Lamentablemente no recuerdo mucho de mi madre, ya que ella se fue cuando yo era muy joven. Fui criado por mi padre, era un hombre sabio y amable, pero también era un líder mafioso, de hecho, todos mis antepasados lo fueron. Él era el líder de la novena generación, Cavallone nono.

Hizo una pausa. Contar su historia no era algo que le agradase del todo. Tenía sus altibajos, especialmente su infancia. La mayoría de ellos, los había superado, pero aquello no significaba que gustase hablar de lo sucedido. Había tantas cosas que deseaba omitir pero que simplemente no podía hacerlo, porque eran sucesos que lo habían marcado.

-Como dije, fui criado por mi padre y por sus subordinados. Me encariñé bastante con ellos. Pero al convivir con la mafia, presencié cosas que un niño no debería. Ahora, de grande, sé que siempre me ocultaron la peor parte, pero entendía lo suficiente para saber de que la mafia no se trataba de un simple juego. Cuando tenía 12 años, mi padre enfermó y la familia comenzó a debilitarse. Necesitaban que a un nuevo líder y yo debía cumplir ese rol. Pero en ese entonces era un niño asustadizo que se negaba a entrar en un mundo tan peligroso. Rechacé mi puesto como Décimo Cavallone, pese a que sabía que aquello podría perjudicar a los subordinados de mi padre a los cuales apreciaba. Entonces contrataron a un asesino para que me entrenase y aunque me rehusé, las técnicas de persuación de éste eran realmente convincentes. No me había dejado mucha opción, en realidad. O me entrenaba o él me disparaba. - sonrió ligeramente al recordar aquello. Ciertamente tenía un gran respeto hacia la persona que lo había entrenado, aunque este había sido extremadamente duro con él.-Su entrenamiento fue realmente duro, espartano. ¡Hasta tuve que pelear contra un oso! En fin, como te imaginarás, a causa de su enfermedad, mi padre murió. Pero, pese a continuar con mi entrenamiento, aún seguía negándome a asumir tal responsabilidad como líder. Hasta aquél día en que mi tutor me obligó a ir a una misión con algunos miembros de la familia. Me rehusé a pelear y, a causa de eso, mi familia terminó con severos daños. Al final, intervení para salvarlos. En el momento en que prometí que no dejaría que nada malo le suceda a mis subordinados, me convertí en el líder de la familia Cavallone.

Nuevamente hizo una pausa. ¿Cómo explicar todo lo que había hecho durante estos años? Era imposible y no pretendía hacerlo.

- Como verás, han pasado muchos años desde que me volví un mafioso. He hecho varias cosas y he tratado con diferentes personas. Ayudé a mi tutor con su siguiente alumno y así me hice a un aliado muy fuerte. Lo cierto, es que si comienzo a entrar en detalles, podríamos quedarnos aquí hasta mañana y supongo que eso no sería nada grato para nadie de aquí ¿verdad? Espero que lo que he contado haya sido suficiente. He manejado el "negocio familiar" todo este tiempo, saliendo del derrumbe financiero en que mi padre lo había sumergido. Recientemente mi tutor vino a visitarme y me contó sobre los rumores que había escuchado con respecto al Igra. Creo que indirectamente me instó a que participase jajaja. Por motus propio me trasladé a los Estados Unidos, algunos subordinados me siguieron, pero no saben nada de esto y sé que puedo mantenerlos alejados del Igra.
]

El hombre asintió y no hizo
notas de ello, debía confirmar credibilidad en el participante. Volvió a hablar.- Ya terminamos. Pero antes ¿Tienes algo que quieras anexar, por si a caso?
Si traes contigo algo especial, armas, o quizás algún dato de tu vida diaria? No quiero parecer entrometido, pero me gustaría saberlo...

-Si, traigo un látigo conmigo. Ha sido mi arma desde siempre y me alegro de ello ya que si me hubiera acostumbrado a las armas de fuego, sería un bueno para nada aquí.- afirmó, metiendo las manos en sus bolsillos creyendo que ya había terminado de decir todo. En ese momento sintió que algo le mordió el dedo, hizo una mueca de dolor y elevó su mano, para ver a una tortuga prensando su dedo índice en un mordisco-Jajaja casi me olvido de ti. Siempre llevo a esta tortuga conmigo. Su nombre es Enzio.

Tras ello, y con algo de dificultad, hizo que la tortuga, la cual llevaba unos tatuaje en la parte de abajo de su caparazón, dejase de morderlo y la volvió a guardar en su bolsillo.



Muy bien, déjame revisar tu información por si algo falta...

[ Fin de la ficha. Favor de esperar la revisión del administrador. ]


avatar
Dino Cavallone
Se relaciona con:
Se relaciona con:

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 08/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dino Cavallone [Participante del Igra]

Mensaje por Gabriel Illustrous el Mar Feb 08, 2011 3:38 am

Bien, creo que es todo por ahora. -El hombre se inclinó y sacó de su maletín un juego de cinco placas, las cuales le entregó.- Te deseo suerte, la necesitarás.


_________________




Naipe a la vista, colgando de su cuello:
Spoiler:
avatar
Gabriel Illustrous
Se relaciona con:
Se relaciona con:

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 06/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.